En las manifestaciones que tienen lugar en nuestra provincia en los primeros días de mayo de 1890, se encuentran comportamientos políticos diversos; síntoma evidente de vitalidad y de que cada municipio escogió su propia opción reivindicativa.

Los días previos al 1º de mayo de 1890, comités obreros de Alcoy, Alicante y otras poblaciones de la provincia estaban decididos a manifestarse en homenaje a los Mártires de Chicago; los cuales cuatro años antes habían protagonizado un levantamiento de carácter revolucionario.

La cruenta represión gubernamental que vino a sofocar la insurrección obrera norteamericana a costa de la vida de decenas de ellos provocó, sin embargo, una ola de solidaridad internacional que se formalizó en la convocatoria mundial de manifestaciones para un mismo día y con un mismo lema, la reducción de la jornada laboral hasta las 8 horas y el homenaje a los Mártires de Chicago; lo cual extendió cierto clima de terror conforme se acercaba la temida fecha del 1º de mayo de 1890.

….Estas huelgas han puesto en alarma a personas pacíficas domiciliadas en las localidades en dónde deben verificarse las huelgas, temerosos de que pueda alterarse el orden público, y para el efecto algunos vecinos han hecho acopio de los correspondientes víveres, con el objeto de no salir a la calle los días que tengan efecto las manifestaciones”1

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.

Sin embargo, el acuerdo entre los grupos obreros no era total en aquellos momentos, ya que en el II Congreso de la Internacional -1889-, dónde se tomaron los acuerdos mencionados, se había constatado la escisión del movimiento obrero, que como podemos suponer en aquella fase de crecimiento, englobaba un amplio abanico de planteamientos políticos, societarios, protosindicales o simplemente revolucionarios.

Por lo que respecta a la Federación local de Alcoy, adherida a la Federación de Trabajadores de la Región Española, se había reconstituido pocos antes -agosto 1887- con una actividad significativa, especialmente durante 1889, cuando se sucedieron varias huelgas sectoriales que afectan a otras poblaciones de la comarca; tejedores de La Benéfica, obreros de la Unión Manufacturera de la Lana, y obreros de la Unión Papelera.

En apoyo de estos últimos acudieron tejedores a mano y mecánicos, cerrajeros, mecánicos, carpinteros, la Federación Alcoyana y los Obreros Manufactureros en Lana.

Así mismo, por entonces se editaba en Alcoy un semanario anarco-comunista, El Jornalero [sep, 1889 – Jul, 1890], subtitulado defensor de los intereses del obrero, verdadero cronista de las condiciones de trabajo del proletariado alcoyano y del proceso de reorganización sindical de alcance comarcal; siendo por ello suspendido por orden gobernativa entre mayo y julio.

No hay […] solución posible dando caracteres anarquistas a las reclamaciones obreras, que dentro de la ley y con el alto sentido del socialismo contemporáneo, tendrán más pronto o más tarde éxito satisfactorio y pacífico, mediante el poder y las artes de la política”2

00_1890Alcoi

Sin alejarnos de la realidad, se puede decir que las manifestaciones del 1º de mayo de 1890 en nuestra provincia plasmaron comportamientos políticos de amplio rango, planteados en base a las correlaciones políticas y sociales propias de cada localidad. Estas sinergias y divergencias llevaron a cada municipio a escoger su opción reivindicativa, como ponen de manifiesto las fechas elegidas y la forma de manifestarse.

El ejemplo más combativo fue el de Alcoy, dónde frente a la postura de los socialistas que pretendían elevar sus peticiones a las autoridades en ordenada manifestación, la protesta adquirió tintes insurreccionales, haciéndose fuertes los huelguistas desde el enclave de la partida del Molinar, lugar en que ondearía la bandera negra durante más de una semana3.

Sin embargo, el día más destacado fue el lunes 5 de mayo de 1890, cuando cerca de dos mil trabajadores reivindicaron en manifestación la jornada de ocho horas y clamaron por la huelga general.

La situación derivo en que ciudad fuera ocupada militarmente por las tropas del Regimiento Vizcaya, y reforzada con Guardia Civil llegada desde Alicante. Los actos de protesta se mantendrían sin embargo, hasta constatarse el fracaso de la movilización a nivel mundial, no sin haber dejado antes clara su irreductibilidad.

¿Que se dirá de los trabajadores de Alcoy, que una vez precipitada la lucha nos pusiéramos a trabajar sin haber conseguido nuestra demanda de ocho horas por jornada, y más pedida por todos los obreros del universo? Antes de llegar a ese paso, que se abra la tierra y perezcamos todos en sus ruinas, y de esta manera salvaguardar nuestra dignidad de hombres y de trabajadores”4.

Las protestas no llegaron tan lejos en la capital de la provincia, aunque no por ello pasamos por alto algunos detalles significativos.

En Alicante, mientras algunos revolucionarios llenaban la ciudad de hojas impresas anunciando que se iba a realizar la manifestación el mismo día 1, que declararían pacíficamente la huelga general en demanda de la jornada laboral de 8 horas; la ortodoxia socialista agrupada en torno al Partido Obrero y a Pablo Iglesias, manifestaba sus reticencias y proponía esperar al domingo 4 de mayo para que los actos tuvieran un carácter más político y normalizado.

Ayer circularon por esta ciudad hojas en las que invitaba a los obreros a una manifestación pacífica para pedir la reducción a ocho horas de trabajo..”5.

En las primeras horas del día 1, muchos alicantinos se lanzaron a la calle, encabezados sobre todo por los albañiles y los descargadores del muelle, que se apostaron en la parte baja del Paseo de Méndez Núñez, llegando a juntar gran número de manifestantes en su mayoría obreros, aunque también se menciona a no pocos burgueses.

Consiguieron paralizar los trabajos en las obras en construcción del centro urbano en buena parte del puerto y en los comercios que cerraba al paso de la marcha, y al parecer esta manifestación fue disuelta por la Guardia civil sin enfrentamientos graves.

Seguidamente se nombró una comisión para pedir al gobernador que autorizara una manifestación para aquella misma tarde, la cual fue formalmente convocada para las diez de la mañana del día siguiente.

En la mañana del día 2, en la plaza del Teatro se congregaron cerca de 2,000 personas pertenecientes a la mayoría de gremios de la localidad, y tras algunos llamamientos explícitos a mantener la compostura hechos –en el dialecto del país- desde el mismo pórtico del teatro, empezaron su recorrido por las principales calles del ensanche hasta cumplir con el objetivo que se habían fijado, que era llevar la petición de reducción de la jornada laboral al gobernador civil.

Antes de partir la manifestación, compuesta de unos 1,500 obreros [..] uno de los individuos de la citada comisión arengó en el dialecto del país desde los pórticos del Teatro, en sentido pacífico..”6.

Después de entregar la misiva obrera a las instituciones, algunos grupos parece fueron disueltos por la guardia civil, lo que daría entender que se produjeron algunos altercados.

Posiblemente se trataría de conflictos de baja intensidad, como disolver a los que se mantenían agrupados tras la manifestación, reprimir a los obreros que cantaban el himno proletario del momento o perseguir a los que repartían alguna hoja impresa que recogía los principios aprobados en la II internacional y que estaba encabezada con la siguiente alocución:

A la clase trabajadora. !Salud y Fé¡. !!Obreros Alicantinos¡¡ Acabamos de llevar a feliz término la gran manifestación obrera en medio del mayor orden, dando un solemnísimo mentis a nuestros detractores”7

Las manifestaciones se reprodujeron ese mismo día 1 al menos en Crevillente, dónde 600 trabajadores se declaran en huelga tras un multitudinaria reunión a las afueras del pueblo. De forma similar, en Elche corrieron los rumores de tentativas revolucionarias y algunos miles de obreros pasearon de forma pacífica e imponente; o de una forma más difusa al día siguiente en Torrevieja. También el día 4 de mayo, se menciona otro acto en Elche siguiendo la órbita socialista, así como en Orihuela o Callosa de Segura dónde se llevaron a cabo pequeños actos de carácter más simbólico que reivindicativo.

Sin duda, Elche fue otra de las ciudades dónde las jornadas del 1º de mayo de 1890 alcanzaron mayor repercusión, e incluso provocaron que alguno de sus iniciadores de la jornada de protestas hubiera de emigrar a África por haber perdido su trabajo. En paralelo, los alpargateros presentaron poco después de estas jornadas de huelga una petición conjunta a los patronos en la que además de las habituales reclamaciones en torno a la jornada de trabajo o el descanso dominical, añadieron peticiones como la prohibición de trabajar fuera del taller y dar la faena urdida, y por primera vez se estableció un tabla salarial para el sector.

..En Alcoy revistió carácter de huelga general, al estar dirigido el movimiento por los anarquistas. Mientras que en Alicante, Elche, Crevillente y Torrevieja se siguieron las instrucciones emanadas por los socialistas8.

Teniendo en cuenta que pocos años antes, 1887, las entidades obreras o societarias debían de poner en conocimiento de la autoridad su constitución, sus fines, sus estatutos y juntas directivas, llevando un registro público de socios y libros de contabilidad; podemos imaginarnos a través de estas primeras grandes manifestaciones obreras en diferentes puntos de la provincia de Alicante el terremoto social que provocaron.

Verdaderos actos de dignificación colectiva, las manifestación del 1º de mayo de 1890 fueron todo un golpe de efecto que puso de manifiesto la conciencia de clase como nunca antes en nuestra provincia.

 

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.


NOTAS:

  • 1El ORCELITANO 04-05-1890. En la misma línea, la prensa alcoyana hizo llamamientos para que no se repitieran los sucesos de julio de 1873, anunciando la llegada de ...anarquistas de otras partes para soliviantar y mover los ánimos; lo que consiguió que las familias acomodadas abandonaran la ciudad y los fabricantes tomaran precauciones. Ver, VVAA: El Anarquismo en Alicante [1868-1945]. Instituto de Estudios Juan Gil Albert Diputación Provincial de Alicante. Alacant 1986. pp. 30-31.

  • 2DIARIO de Orihuela 02-05-1890. Fue en abril de 1890 cuando comenzó a editarse en Alcoy El Condenado, de tendencia anarquista y por ello muy perseguido, contribuyendo de forma decisiva en la difusión del significado revolucionario de aquella fecha. Ver, Moreno: Las Luchas sociales en la provincia de Alicante [1890-1931]. Unión General de Trabajadores, 1989, pp. 212 y 255; Olaya: Historia del movimiento obrero español, Siglo XIX. Ediciones Nossa y Jara. Móstoles, 1994; VVAA: El Anarquismo en Alicante. Ob. Cit., p. 31.

  • 3MORENO: Anarquistas y Socialistas en la provincia de Alicante [1874-1917]. Anales de la Universidad de Alicante, Alicante, 1986. pp. 156-157.

  • 4El ALICANTINO 10-05-1890.

  • 5El ALICANTINO 01-05-1890.

  • 6El ALICANTINO 03-05-1890.

  • 7El ALICANTINO 03-05-1890. Según algunas fuentes, las operarias de la fábrica de Tabacos de Alicante participaron en la ..huelga (¿) de mayo de 1890, destacando la escasa asistencia al trabajo. Ver, Valdés: La Fábrica de Tabacos de Alicante. Caja de Ahorros del Mediterráneo. Alicante, 1989.

  • 8MORENO: El movimiento obrero en Elche [1890-1931]. Instituto Cultura Juan Gil Albert, 1987, p. 419. También, Moreno: Las Luchas sociales en la provincia de Alicante. Ob. Cit, pp. 176-177.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.