BARBEROS y PELUQUEROS

016_barberiaairelliureEstaban organizados también desde primeros de siglo: en 1902 perdieron una huelga en la que pedía se les aplicase la Ley de descanso Dominical1, aunque poco después lo consiguieron. En 1904 ingresaron en la Unión general de Trabajadores y nombraron un comité para vigilar el cumplimiento de la citada Ley2.

La Sociedad de Barberos y peluqueros se reorganizó en varias ocasiones3 y en la época que nos ocupa se denominaba “El Fígaro Independiente”. A su vez, los maestros peluqueros también estaban organizados, desde febrero de 19154 y realizaban algunas actividades de tipo benéfico, como la recaudación de fondos con destino a la construcción de un pabellón para niños tuberculosos5. Las características de este trabajo –con 34 patronos y 40 obreros- dificultaban la organización de los trabajadores y no eran frecuentes los conflictos. Con todo tenemos noticia de algunos: en octubre de 1915 se declaró el boycot a un patrono que no cumplía el reglamento6 y en mayo de 1919 tuvo lugar una larga huelga, al pedir los dependientes el reconocimiento de su Sindicato y un aumento de salarios.

El Fígaro Independiente” había solicitado, en enero de 19156, el ingreso en el local de la Federación del Arte Textil –lo que sería un indicio de que, por esas fechas, habría desaparecido ya el influjo de los socialistas y predominaban los trabajadores cercanos al sindicalismo7– y la huelga de 1919 se encuadra en las luchas que llevaban a cabo los trabajadores alcoyanos de todos los oficios en favor de un aumento de jornales, la disminución de la jornada laboral y el reconocimiento de las organizaciones sindicales: la huelga de barberos y peluqueros duró desde el 10 al 23 de mayo y en ella solicitaban un aumento del 90% en sus jornales8.

En 1920 emprendieron de nuevo los dependientes barberos y peluqueros una lucha en pro de la disminución de su jornada de trabajo: a primeros de noviembre informaba la prensa sindicalista de que llevaban dos semanas de paro para conseguir un horario de 48 horas semanales en seis días de trabajo, y habían establecido para subsistir una barbería comunal9. Aunque hubo algunas deserciones, un grupo de entusiastas mantuvo el establecimiento cooperativo:

Trabajadores: a vosotros nos dirigimos y en nuestro ánimo está que sea por última vez, pues vamos a daros cuenta en pocas palabras de nuestra abnegada actitud.

Como sabéis, hemos soportado nueve semanas de lucha titánica contra esa absurda patronal.

Nuestra actitud desde el principio hasta lea fecha creemos ha sido relativamente igualada, como trabajadores conscientes, pero en el curso de nuestra lucha salió una camarilla que su única intención prestábase a desviarnos, y como se ha demostrado, reanudar el trabajo traidoramente, a espaldas de sus compañeros de oficio y prestarse a desempeñar el tan ridículo y asqueroso papel de esquiroles. Pues bien, ante esa pobre determinación de estos malvados individuos sin conciencia propia, la nuestra está toda en contraposición, siendo la siguiente:

Que, habiéndose quedado un puñado de jóvenes, los únicos conscientes del oficio, hemos acordado antes de reanudar el trabajo humillados, y habiendo fomentado dicha camarilla una sociedad, exigiéndonos, caso que volviéramos al trabajo, adherirse a ella, hemos determinado, repetimos, trabajadores, y por última vez, que nuestra dignidad está muy por encima, tanto de estos canallas como a la vez de esos patronos, y ante todo esto tan absurdo -que si no fuera porque queremos que lo sepáis, nos da asco y sentimos insertarlo en estas columnas- nos quedamos en nuestro Sindicato Único de Trabajadores en general, esperando el óbolo que vuestra dignidad nos preste a cambio de serviros todo lo más cómodo e higiénico que podamos.

Trabajadores: humillándonos, os humillan a vosotros, que lo creemos más indigno por ser todos explotados; nos atenderéis con la debida justicia, esperando os habréis dado cuenta de nuestra honrosa determinación-pues nos ha sido aceptada por completa mayoría-, juzgándola como es debido y prestándonos la solidaridad que te pedimos10.

Estos obreros se mantuvieron fieles al ideal anarcosindicalista y mantuvieron la barbería comunal, que anunciaban en la prensa libertaria: el Salón Único prestaba sus servicios por 25 céntimos, salvo los sábados y domingos, que cobraba 35 céntimos11.

———————————————————————————————————————————————————————————————–

NOTAS:

1El Mundo Obrero, 30-III-1902.

2El Mundo Obrero, 15-X-1904.

3La Opinión, 15-IX-1905, Fraternidad, 17-I-1907, y La Lealtad, 25-VI-1914.

4Según el censo electoral social de 1920, tenía 34 socios y empleaba a 40 obreros. Se había fundado el 17-II-1915.

5Alicante Obrero, 14-VI-1915.

6Fraternidad, 30-X-1915.

7Fraternidad, 15-I-1916.

8El Liberal, 10-V-1919, El Luchador, 22-V-1919, Aracil – Bernabé – García Bonafé, artículo citado.

9El Comunista Libertario, 6-XI-1920.

10El Comunista Libertario, 25-XII-1920.

11Redención, 23-IV-1921. Poco antes, habían publicado un llamamiento al pueblo obrero (Redención, 19-III-1921).

———————————————————————————————————————————————————————————————–

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s