La colonia obrera Las Carolinas, surgida tras las últimas crisis sanitarias que afectaron a Alicante en los veranos de 1884 y 1885, tuvo un parto político y otro físico, es decir urbanístico, confundidos y solapados por la historiografía.

El alumbramiento simbólico de la barriada se produciría a partir de la epidemia de 1884, declarada de forma precipitada ante la aparición de algún caso sospechoso, localizado en una niña que había regresado de Argelia con su familia a bordo del vapor Buenaventura.

A esta familia de la calle Navas puesta en cuarentena, a cuya cabeza estaba el federal Juan Mas Dols, siguieron otras deportaciones al lazareto de observación montado en el Alto de Los Ángeles.

Concretamente fue situado en lo que era el huerto de Arqués, pero se llenó en pocos días, no solo con aquellos que manifestaron síntomas más o menos propios del cólera, sino también de todo el que se atrevía a toserle a la autoridad, e incluso de quién se acercaba por los barracones de madera a llevar víveres a los internados.

..los rumbos que le marcan las lomas del Toll y San Blas, hasta la llegada al huerto llamado de Arqués en donde se establece el depósito..”1.

A pesar de que varias decenas de familias fueron desplazadas por orden gubernativa hasta el improvisado hospital de madera, el brote de cólera quedó en nada y fue desactivado en días, ya que en opinión de casi todos los médicos de la Junta de Sanidad, se trataban más bien de enfermedades comunes.

Las medidas tomadas por el ayuntamiento generaron una fuerte polémica, y cuentan que hubo de silenciar las manifestaciones en las calles a base de palos, o las críticas de la prensa local encarcelando a algunos redactores. Más difíciles de acallar fueron las discrepancias manifestadas por buena parte de los médicos municipales sobre la naturaleza del brote -4 de los 5 de los miembros de la Junta de Sanidad-, que fue solventada con algún cese y procesamientos sin mayor recorrido.

Poco después, el lazareto del Alto o Cerro de Los Ángeles situado en los que hoy son las instalaciones de Aguas de Alicante, fue clausurado y demolido tras la desactivación de la alarma sanitaria, siendo desplazados los ingresados a la falda norte del Castillo.

Este episodio del verano de 1884 resultaría fundamental para el alumbramiento de Las Carolinas, a pesar de que aquel lazareto estuviera fuera de los límites físicos del barrio.

Tal es así que el paraje actuó siempre como cordón umbilical entre generaciones de vecinos de Las Carolinas, que lo eligieron como lugar de excursiones campestres y celebración en fechas tan señaladas como el 1º de mayo, el 11 de febrero y otras; bautizándolo con el topónimo de Cerro de la República.

..no falto concurrencia en Los doce Puentes, en La Cantera, en el Cerro de la República y demás sitios escogidos para esta clase de fiestas”2.

Las razones para esta denominación alternativa, apunta a un intento de desacralización del topónimo Cerro de los Ángeles, que establece ciertas analogías con el Cerro de los Ángeles en Getafe, considerado el centro geográfico de la península y cargado de simbología religiosa. A su vez, hemos de relacionarlo con los orígenes de la ciudad de Alicante que las crónicas sitúan en este mismo lugar, que contaba en las inmediaciones con los manantiales de la Fuente Santa, o Fuensanta, cuyos caudales fueron utilizados desde tiempos inmemoriales para abastecer las huertas extramuros de la ciudad, y una de cuyas canalizaciones bajaba siguiendo el curso del barranco de Canicia, a los pies del barrio de San Antón.

..hace unos días cumpliose el aniversario de la proclamación de la República en España. Ya no hay cerros de la República, ni banquetes ni algaradas. Tan solo unos artículos de puro romanticismo, por el que dirán y nada más…”3


No podemos confirmar que estas fueran las razones últimas del nombre político atribuido al emplazamiento, pero el caso es que allí se sitúa hoy la sede central del obispado en Alicante, con su iglesia incluida. Por otro lado, el topónimo quedaría registrado de forma simbólica en la partida de nacimiento civil de la primera calle del barrio, la de La República; la cual es citada en ocasiones como del Cerro de La República.

Sea como fuese, queda claro que aquel lazareto para coléricos del verano de 1884 se ubicó allí por la existencia de aquel antiguo manantial, situado en los límites del citado Huerto de Arqués. No podemos olvidar que esta misma había sido objeto de un ambicioso proyecto de extracción de aguas subterráneas pocos años atrás, que acabó en gran fiasco.

Del pozo artesiano de Los Ángeles dicen que van a salir demonios. Y tanto diablo como anda suelto por ahí…¡Buena se va a armar!”4

Yendo al origen urbano más inmediato y, por tanto, a lo que podemos considerar como el parto natural del barrio, debemos aludir a la indiscutible relación entre la fábrica de Tabacos y la primera urbanización de la barriada.

La Fábrica siempre fue una especie de puerta de las Carolinas, donde ya en aquellos lejanos tiempos se instalaba todas las tardes frente a su entrada un mercado improvisado que era muy frecuentado.

La relación entre La Fábrica y las Carolinas se pone de manifiesto desde los primeros años de la década de 1880, momento en que se produciría una importante ampliación de sus instalaciones que asimilaría una buena porción de terrenos agrícolas anexos, con el objetivo de aumentar el volumen del edificio.

Lógicamente, estas obras vinieron acompañadas de diversos planes de alineamiento y prolongación de las calles aledañas que tenían su principio en barrio de San Antón -Sevilla, Valencia, San Carlos-; buscando la conexión con el Plá y los pueblos de la huerta.

..en beneficio no sólo del personal de la fábrica sino de los vecinos de los alrededores de la misma el concurso del Municipio que merecería sincero aplauso procediese a la urbanización de aquel punto, estableciendo alumbrado de gas y las aceras necesarias para que el acceso a la fábrica pudiera hacerse sin las molestias que en la actualidad tienen que sufrir las operarias..”5

Todo indica que estos proyectos de mejora de los accesos a la Fábrica habrían quedado paralizados entre el verano de 1884 y 1887, a consecuencia de la(s) epidemia(s) de cólera.

Efectivamente, en el verano de 1885 fue decretada otra vez la invasión generalizada de cólera, esta vez con base sanitaria real. Este hecho resultaría determinante para el nacimiento efectivo del barrio, ya que una de las medidas principales tomadas por la Junta de Sanidad fue la de reanudar las deportaciones desde los barrios pobres [San Antón, Las Provincias..]. En este caso, el lugar escogido era otro lazareto de observación ubicado en la zona del Plá del Bon Repós, hecho con pequeñas barracas diseminadas por la zona.

..yo me acuerdo perfectamente que el año 85, siendo yo un muchacho, me tuvieron tres días en una barraca sin dejarme llegar a casa, porque vine a Alicante desde un punto que se decía infestado del cólera morbo..”6.

Alejado el peligro y enterrados los muertos, se habló del internacionalista y federal Antonio Jornet que había donado la madera necesaria para su construcción, o de los propietarios de los baños del Postiguet, quienes en vista de la imposibilidad de montarlos esa temporada, por orden gubernativa, se ofrecieron a construir las casetas del Plá que iban a servir de lazareto.

Pero quizás el dato más importante es que un centenar de personas decidieron quedarse cerca de allí tras la epidemia, constituirse en Cooperativa de Obreros y adquirir los terrenos a buen precio a filántropos republicanos como Román Bono, que echaron una mano.

..Este barrio se llamará de Obreros, y sabemos que son muchos los solares que la sociedad propietaria de los terrenos ha vendido estos últimos días..”7.

A diferencia de otros planes urbanos en marcha -Benalúa, San Blas…- la intervención administrativa se limitó en este caso a urbanizar el entorno de la Fábrica de Tabacos y a cuestiones secundarias como legalización, accesos, etc… Cabe reseñar que las viviendas se levantaron en formato de auto-construcción, siendo vendidas al precio sumamente accesible, 1,5 pts/m2, pagándose en plazos de 35 pts durante 6 años8.

Convendría añadir que la epidemia de cólera de 1885 un verdadero reto para las sociedades obreras de toda la provincia, habiendo de responder ellos mismos ante la huida de las autoridades y la completa paralización de la actividad económica.

Así por ejemplo, se sabe que en Alcoy, las sociedades obreras locales invirtieron 4.000 reales de la caja común y dirigieron comisiones sanitarias propias. Por lo que respecta al caso de Alicante, al menos traperos y carreteros hicieron importantes aportaciones económicas para los más necesitados, y además propició que se adoptaran criterios higienistas para la construcción de nuevos barrios populares que estaban naciendo en esos momentos, como el de Benalúa, San Blas y sobre todo el muy peculiar de Carolinas.

A causa de la epidemia, los dueños de los balnearios establecidos en la playa del Postiguet de Alicante, han sufrido grandes perjuicios y pérdidas. Según los periódicos de la capital, han empezado ya a quitarlos.”9.

Llegados al final de este apartado sobre los orígenes de la colonia de Las Carolinas, no podemos pasar por alto el asunto de su denominación popular.

Con dos partos, uno político y otro urbanístico, es natural que el barrio tuviera dos nombres; y aunque se nombró siempre de Carolinas, al principio fue citado en la prensa local de una forma genérica como del Pla del Bon Repós.

..En el Pla de bon repós -barrio de las Carolinas-, cayó una exhalación en una casa donde se hallaban once de familia, produciendo grandes destrozos en la finca, sin que, milagrósamente, haya que lamentar desgracia alguna personal.”10.

Tenemos motivos para pensar que su denominación popular no fue asumida de forma oficial hasta que se hicieron oír las reivindicaciones vecinales en demanda de mejoras de agua e iluminación, protestando de los problemas de abastecimiento de productos básicos o los conflictos con los guardas de consumos. Esto debió llamar la atención de un ocurrente periodista local, que le dio carta de naturaleza en un semanario local muy vendido con las siguientes palabras.

00_Ex-Libris LBrunet 1906_..Por la carretera de Villafranqueza se encuentra las Carolinas, toma ese nombre de las célebres islas, que tanto gusto dieron allá por el año 84 [..] En estas creo que se han apoderado con más facilidad, no se si los ingleses, pero si muchos igorrotes que promueven cada escándalo que no es posible que evite el celoso alcalde pedáneo..”11

Este párrafo del que es autor el emblemático periodista alicantino José Coloma Pellicer, debió ser uno de los puntos de arranque de aquella leyenda urbana sobre el nombre fundacional del barrio, y que llega hasta nuestros días. Por un lado aludía a su primera forma urbana, que recordaba desde lejos al famoso archipiélago por el extenso panorama de casas, barracas y talleres, proliferando sin orden aparente; y por otro, registraba su partida de bautismo en el contexto de un conflicto colonial en toda regla con la Alemania de Bismarck por la posesión de dichas islas.

..cuantas veces hemos pasado por la carretera de Villafranqueza ofreciéndonos el Plá del Bon Repós la hermosa perspectiva de un delicioso oasis..”12.

En este sentido, podemos hacernos idea de la importancia que alcanzó dicho conflicto a pie de calle, comprobando que existen otros barrios de Las Carolinas en Huelva, Madrid -distrito de Usera- o Barcelona -Santa Coloma de Gramanet- que también aparecieron en la misma época; caracterizados por situarse alejados del ensanche urbano, por ser muy pobres o porque..

La Unión Democrática-Alicante 12-07-1887
..viven en la mayor ignominia y miseria, sin práctica ni conocimiento alguno de la religión”13

A la falta de planificación en la primera urbanización de la barriada, y la marca de agua anticolonial impresa en su partida de nacimiento, debemos añadir otro elemento fundamental que define su primera identidad y que nos habla del carácter sus habitantes.

La colonia obrera de Carolinas no solo parecía una isla, sino que tenía sus propios indígenas, los igorrotes. Aunque aquel grupo étnico no eran original de las Islas Carolinas y radicaban por contra en el cercano archipiélago Filipino, el caso es que los temibles igorrotes habían protagonizado la resistencia contra los colonizadores españoles en los últimos años del siglo XIX, resistiendo en las montañas de Luzon pese a las sucesivas campañas para someterlos o borrarlos del mapa.

Al día siguiente del infausto suceso, que costó la visa de 20 héroes, los carolinos atacaron la población, sosteniendo con los nuestros un vivo tiroteo, que ocasionó lamentables bajas..”14

Lo que no cuenta la historiografía oficial es que el nombre de Las Carolinas se originó porque los primeros habitantes del barrio habían sido forzados a dejar sus casas y sus comunidades de origen por la epidemia de cólera, de manera análoga a como se había hecho las décadas anteriores con los deportados por delitos políticos -entre otros lugares a Filipinas o las Islas Carolinas-

Tampoco cuentan que, como los igorrotes de Las Filipinas, los carolinos y los marianos del extrarradio alicantino siempre mostraron una identidad fuerte y una gran apego al territorio, asentados entre cerros y ramblas desde donde se veía el mar.

Esto les permitía darse cuenta de que unos y otros eran igualmente explotados como mano de obra en la manufactura de tabaco -unos en las plantaciones de las montañas filipinas y otras como operarias de la fábrica de cigarros que el mismo estado dirigía con mano de hierro en Alicante.

En ambos casos hubieron de luchar para contener la intromisión religiosa o institucional en su sociabilidad, convirtiéndose en uno de los barrios más luchadores y comprometidos de la ciudad, firmes siempre frente a los males endémicos de la modernidad industrial y donde no hubo ninguna iglesia católica hasta después de la guerra española, 1945.

..Mientras que los salvajes de las tierras lejanas se muestran a nuestra imaginación como fantasmas sin consistencia, nuestros vecinos, nuestros rivales en civilización aparecen a nuestra vista desfigurados y deformes. Para verlos bajo su verdadero aspecto, es preciso desprenderse antes de todas las preocupaciones y de todos esos sentimientos de desprecio, de odio, de furor, que dividen todavía los pueblos..”15.

Como no iban a ser rebeldes y conscientes de su condición si los primeros habitantes del barrio habían sobrevivido a una epidemia de cólera, eran explotados como mano de obra barata en la cercana fábrica de Tabaco y pasarían décadas hasta que el barrio fue incluido en la planificación urbanística de la ciudad.

Lo que nunca contará la historia es que, hija de una cigarrera rebelde, la colonia obrera de Carolinas nació fruto de la solidaridad y apoyo mutuo, impregnado de cierto componente anticolonialista y conectado con el primer socialismo local.

NOTAS:

  • 1El CONSTITUCIONAL 14-07-1880. La familia del consignatario marítimo Juan Mas llegó al puerto de Alicante a finales de julio, a bordo del Buenaventura, que estaba capitaneado por el republicano ilicitano Ramón Lagier Pomares, que por cierto daría nombre a una de las calles del barrio entre 1927 y 1943 -Capitán Lagier hoy Monforte del Cid-. Ver, El Graduador 23-07, 03, 04, 05, 07, 17 y 19, 23-09, 02-10-1884; El Serpis 04-09-1884.

  • 2El LUCHADOR 03-04-1923. Además, parece ser que ya existió un lazareto con carácter previo en esa misma zona, al menos documentado durante una epidemia en el año 1559, y que funcionaba también en 1811. Ver, El Constitucional 07-05-1879; El Popular 17-06-1912.

  • 3La LEALTAD 15-02-1915La zona dependía del Castillo de San Fernando, construido entre 1810 y 1812 para frenar una posible invasión de los franceses por tierra, pero acabó en manos privadas. Sería a instancia de un vecino de Carolinas, el concejal republicano Antonio Rico Cabot, que volvió a ser de propiedad pública, ..“En la fábrica de tabacos las maestras de diversos talleres [..] tenían al meche como un padre [..] Es rara la familia de cualquier cigarrera que no haya tenido relación con el médico Rico..”, Diario de Alicante 30-05-1927. Ver, El Popular 11-06-1912. También, Roser: El agua en el origen de la ciudad de Alicante. 2010.

  • 4El CONSTITUCIONAL 14-09-1879. La polémica sobre el pozo de la partida de Los Ángeles, el cual prometía el florecimiento industrial de la ciudad, se inició con sus primeras perforaciones en 1879, y no termina hasta que se abandona definitivamente el proyecto en el verano 1884, y pasar a ser adquirido poco después por una nueva sociedad, al frente de la cual estaba el republicano Román Bono Guarner. Ver, El Constitucional 07-05-1879, 19-08-1882, 11-02-1885; La Unión Democrática 20-04-1880, 04-03-1883.

  • 5El GRADUADOR 25-12-1887. Durante los trabajos de ampliación de la fábrica de Tabacos realizados en estos años, fueron apareciendo numerosos restos humanos, que correspondían a los enterramientos allí efectuados con motivo de la epidemia de cólera de 1854. Ver, Campello: Barrio de las Carolinas. Los nombres de las calles de Alicante. Temporae, Madrid,2018, p. 30 y ss.

  • 6La VOZ de Alicante 29-05-1909. Otro lazareto de observación fue levantado junto a la estación de trenes. Por otra parte, en el contra-muelle se construyeron dos barracones de madera para la fumigación de las mercancías de los barcos; mientras que el hospital de coléricos se ubicó en el polvorín del castillo. También, La Ilustración 02-08-1885; La Época 22-08-1885; El Graduador 20-01-1886; El Liberal 26-09-1886.

  • 7El LIBERAL 03-06-1887. El industrial Bono Guarner introdujo las primeras maquinas de vapor en la ciudad, y destacó como empresario cultural. A su vez intervino Pascual Pardo Gimeno, ingeniero que tomó parte de la edificación del barrio de Benalúa. Ver, Bases para el establecimiento de una Cooperativa de Obreros en la ciudad de Alicante. Fundada por Don Pascual Pardo y Gimeno. Año 1884. Alicante, Imprenta de Costa y Mira, 1884, 113 pag; en Albert: La imprenta en la provincia de Alicante (1602-1925), Instituto de Estudios Alicantinos, 1971, p. 162. También, El Liberal 24-08-1887.

  • 8Añadir que ya existía en Alicante una Cooperativa de Obreros en los años del Sexenio, probablemente ligada a la FRE-AIT, y luego otra titulada Sociedad de Obreros en 1881, ligada a la FTRE. Ver, El Municipio 20-11-1872; El Constitucional 12-01, 31-03, 22-05, 12-06, 04-10-1887; El Liberal 13-05, 05-07, 24-08-1887; El Graduador 29-04, 04-06-1887; La Unión Democrática 12-05-1887.

  • 9EL SERPIS 02-09-1885. Aunque estas palabras sugieren otra cosa, no se ha podido averiguar cual fue el papel jugado por los balnearias durante la epidemia, aunque sabemos que las playas fueron utilizadas como Lazareto para transeúntes y viajeros; y en la plaza de Ramiro había un barracón de madera que sirvió de lazareto, ..“En la cuestión sanitaria están convertidos los pueblos en verdaderos anarquistas. Al paso que vamos es imposible ya salir de casa..”, El Constitucional 09-07-1885. También, El Constitucional 02-06, 05 y 09-07, 01-08-1885, 12-01 y 12-06-1887; El Martes 20-08-1885; El Liberal 03-06-1887; El Municipio 20-11-1872; La Unión Democrática 12 y 25-05-1887; La Bandera Social 23-08, 12-11-1885..

  • 10El ALICANTINO 17-09-1890. En 1894 se hablaba del barrio de Carolinas y el resto de casas edificadas en el llano de Bon Repós. En los primeros años de vida del barrio, también se aludía a esta zona como perteneciente a San Antón, o ..prolongación de la calle de Valencia. Ver, El Constitucional 14-01-1880, 01, 05 y 09-07, 01-08-1885.

  • 11El CULLEROT 14-03-1897. El Cullerot fue un periódico librepensador y republicano que llegó a tener tiradas de 1.000 ejemplares y suponemos que fue muy leído en la barriada de Carolinas, uno de los sitios donde más se hablaba valenciano. Ver, Limorti: El pas de l’oralitat a l’escriptura en la literatura popular segons el testimoni alacantí El Cullerot (1884), en Actes de l’onzè Col.loqui Internacional de Llengua i Literatura Catalanes, Palma de Mallorca, 8-12 de setembre de 1997. Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 1999, pp. 171-186.

  • 12EL CONSTITUCIONAL 22-05-1887. Desgraciadamente no hemos podido localizar a la persona a la que aluden las siguientes palabras,..El nombre de Las Carolinas data de la época en que se desarrolló la cuestión hispano-alemana acerca de estas islas. Un señor que tuvo allí fábrica de cuerdas de guitarra, le dio por decir, al despedirse de los amigos para ir á aquélla: —Me voy á Las Carolinas. Ocurrencia que bautizó con ese nombre al naciente barrio..”, Heraldo de Madrid 19-03-1902.

  • 13La CORRESPONDENCIA de España 14-06-1894. Justo en 1887, los carolinos habían protagonizado un primer levantamiento contra los españoles; y ese mismo año, se montó una exposición en Madrid que mostró por primera vez a algunos indígenas de Las Carolinas, suscitando interés y polémica a partes iguales,

  • 14 El CONSTITUCIONAL 04-11-1887. Los carolinos solían ser más pacíficos que los igorrotes, que fueron diezmados en sucesivas campañas militares, ..“Pero no crean ustedes que se burlan de algún accidente cómico promovido por cualquier payaso de la política triunfante, ni de las estupideces cursis y machaconas de que suelen hacer comidilla los igorrotes faroleros amañados al intríngulis de la regeneración futura..”, La Defensa-Alcoi 16-02-1906. También, Reclus: Los Primitivos. Estudios de etnología comparada, Editorial Estudios, 1903, p. 31.

  • 15RECLÚS: La Tierra y los Hombres, en Revista Europea 27-06-1875, pp. 663-664. Con la entrada del siglo XX se fue reforzando la idea de peligrosidad, citándose con frecuencia la abundancia de tabernuchos y maleantes, cuando no las noticias alarmantes sobre tiros y escándalos en las tabernas y cafés de la zona. Sin embargo, son habituales las quejas conjuntas que presentan a las autoridades y varias denuncias colectivas ante el Gobernador contra los guardias municipales por detenciones arbitrarias o abusos de los guardas de consumos. Ver, El Alicantino 18-08-1894; La Correspondencia de Alicante 15-11-1900; La Voz de Alicante 25-01, 23-08 y 03-09-1906. El Nuevo Alicantino 27-09-1895; La Correspondencia Alicantina 26-04-1900, 06-08-1901, 24-04 y 24-08-1902, 10-05-1904; La Correspondencia de Alicante 26-08-1902; La Voz de Alicante 05-02-1906.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.